sábado, 10 de octubre de 2015

Refugiada en los mares. Alfonsina.


Te refugias en los mares
como sirenita triste
que remonta marejadas
protegida por los vientos
que brillan por tu presencia.

Hastiada de pobres luces
de neón artificial
preferiste prescindir
del zig zag de los asfaltos
y las sombras de cemento.

Te meces en suavidades
en los azules profundos
de océanos que se mueven
al compás de ondas marinas.

Mutaste tu frágil cuerpo
por aletas de colores
que te impulsan a través
de túneles de coral
y los cardumen de amigos
que celebran tu llegada
con sirenas bailarinas
y medusas fluorescentes.

¡ Oh, tú !, reina de las aguas
recita tu inspiración
a los nuevos inquilinos
y convertirás los mares
en oleadas de versos.


1 comentario:

  1. Hastiada de pobres luces 
    de neón artificial
    preferiste prescindir 
    del zig zag de los asfaltos
    y las sombras de cemento.

    Sin duda una óptica y planteamiento diferente sobre la muerte de alfonsina. Me ha gustado mucho esa estrofa y esa diferencia que en resumidas cuentas es el auge de tu sello, modelandose cada vez mejor.

    Un abrazo compañero.

    ResponderEliminar